(Prensa FundaRedes/30-07-2022) La organización FundaRedes presenta su segundo trimestre de la Curva de la Violencia, la cual resalta entre abril y junio un registro de 133 homicidios, 63 desapariciones y/o secuestros y 42 presuntos enfrentamientos que causaron la muerte a 48 personas en los estados fronterizos con Colombia, Brasil e islas del Caribe Amazonas, Apure, Bolívar, Falcón Táchira y Zulia.

En situación de vulnerabilidad se mantiene la población fronteriza debido a la presencia permanente de los Grupos Armados Irregulares (GAI), quienes con su actuación de dominio y alto poder de fuego, incrementan las cifras de hechos violentos en la zona, así mismo el resurgimiento de bandas delictivas dedicadas a la extorsión y secuestro que desde 2021, han visto la oportunidad de retomar sus actividades que en los años anteriores habían cesado.

Unidades de análisis en aumento precipitado

El estudio trimestral realizado por FundaRedes arroja que el 36% de los 133 homicidios registrados se da por presuntos enfrentamientos en los seis estados fronterizos del país, estos contando con la participación de cuerpos de seguridad del Estado. La distribución territorial arroja una totalidad de homicidios con 115 víctimas, los cuales eran hombres y 18 mujeres. En lo que respecta a los estados Zulia fue la entidad más violenta con 49 muertes de este tipo; seguida de Bolívar con 41 víctimas; Táchira con 18, Falcón con 14, Amazonas con 7 y Apure con 4.

En cuanto a la cifra de desaparecidos registrada por FundaRedes se documentaron 63 desapariciones;  47 víctimas fueron hombres y 16 mujeres. En lo que corresponde a la distribución territorial, 25 casos ocurrieron en Táchira, 12 en Falcón, 10 en Zulia, 9 en Bolívar, 5 en Apure y 2 en Amazonas, para el segundo trimestre del año 2022.

Un total de 42 presuntos enfrentamientos registra esta Curva de la Violencia en los 6 estados fronterizos donde 48 personas murieron, en su mayoría, a manos de funcionarios de organismos de seguridad, en casos que se configuran como presuntas ejecuciones extrajudiciales. Zulia fue el estado donde se registró la mayor cifra de presuntos enfrentamientos, con 22 casos, seguido de Bolívar con 14 casos, Falcón con 3 casos, Táchira con 2 casos y Amazonas con 1 caso.

La investigación realizada por la organización no gubernamental, permite conocer que los organismos más involucrados en estos hechos del trimestre de abril a junio, fueron la Guardia Nacional Bolivariana (GNB),  Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) con 11 casos cada uno, seguido de Polizulia con 10 casos, la PNB con 3 casos, Polisur con 2 y la Dgcim con 2.

Los estados fronterizos continúan siendo ojo de huracán

El estado Zulia sigue siendo la entidad con mayor índice de violencia y criminalidad de las seis entidades fronterizas objeto de estudio en la Curva de la Violencia, puesto que se registraron 49 homicidios, de las víctimas 5 eran mujeres de edades comprendidas entre los 13 y 47 años junto a 3 niños y/o adolescentes, el documento de investigación arrojó el caso de una joven de 17 años de edad, pareja de un líder guerrillero de las disidencias de las FARC, ambos asesinados con explosivos en Casigua-El Cubo.

En Zulia además fueron reportadas 10 personas desaparecidas y/o secuestradas –entre ellas una niña de 12 años, y dos comerciantes, uno árabe y otro chino, víctimas de plagios extorsivos– y 22 presuntos enfrentamientos en los que participaron Polizulia, la GNB, PNB y el Cicpc. Importante resaltar que Maracaibo, Miranda y San Francisco, fueron las jurisdicciones donde ocurrieron más hechos de violencia en este trimestre.

Minería ilegal perpetúa su reinado en el estado Bolívar

Debido a imposición de dominio de la guerrilla, ELN, FARC y los llamados “sindicatos”, dedicados a la extracción ilegal de minerales, se han desatado 41 homicidios en Bolívar, lo que posiciona a este estado como la segunda entidad con mayor cantidad de hechos violentos, destacando a Caroní y El Callao como los municipios más violentos de la zona, ambos con grandes yacimientos de oro, que son asediados por estos grupos con alto poder de fuego que se disputan estos territorios.

FundaRedes reseña además que del total de homicidios 5 víctimas eran mujeres con edades comprendidas entre los 22 y 46 años; 3 eran adolescentes de entre 15 y 17 años, documentándose también  9 personas desaparecidas y/o secuestradas en Bolívar –3 de ellas con fines extorsivos– y 14 presuntos enfrentamientos.

Niños y adolescentes siguen desapareciendo en Táchira

El estado Táchira fue el estado fronterizo con más personas desaparecidas en el segundo trimestre de 2022, con 25 víctimas, 19 hombres –entre ellos niños y adolescentes–, 6 mujeres y 2 jóvenes de 19 y 22 años de edad desaparecidos en hechos aislados . En esta entidad andina la presencia del Ejercito de Liberación Nacional (ELN) y la megabanda Tren de Aragua mantiene elevados índices de violencia. Adicionalmente, fueron registrados 18 homicidios y 2 presuntos enfrentamientos.

Dos mujeres fueron víctimas de homicidio; así como un barbero que fue asesinado por el ELN en la población de Santa Ana. Un hecho que destaca en este período es la muerte, en el municipio Fernández Feo, de alias “Bateman”, líder de la guerrilla del ELN que era buscado por la Interpol. Los municipios más violentos fueron Bolívar y Fernández Feo.

 

Falcón puente del narcotráfico en el corredor fronterizo

Los carteles del narcotráfico se han servido del estado Falcón como una «pasarela», para llevar a cabo sus actividades ilícitas debido a su cercanía con las islas del Caribe, así mismo este estado costero ha registrado entre abril y junio 14 homicidios, 12 desapariciones y 3 presuntos enfrentamientos, donde actuaron el Cicpc regional y una comisión de la Brigada de Acciones Especiales (BAE) del estado Carabobo.

Continúa la minuciosa Curva de la Violencia de FundaRedes, reseñando las desapariciones de embarcaciones en altamar, muchas de las cuales trasladaban a venezolanos víctimas de la migración forzada, a causa de la emergencia humanitaria compleja que atraviesa el país, la cual se  alimenta de la mirada silente del Estado venezolano.

Apure asentamiento de los Grupos Armados Irregulares

Durante el segundo trimestre de 2022 las FANB desmantelaron campamentos utilizados por la guerrilla de origen colombiano para la fabricación de explosivos y cultivos de droga, lo que confirma las denuncias realizadas de FundaRedes sobre la presencia y operatividad de grupos armados irregulares en ese estado.

Sin embargo, la Curva de la Violencia logró registrar 4 homicidios; entre las víctimas destacan 2 femicidios, un niño de un año de nacido y un hombre que luego de ser secuestrado por la guerrilla en Arauca, Colombia, lo mantuvieron en cautiverio en El Amparo, donde fue asesinado a tiros y lanzado su cadáver a un río. Además, en Apure se reportaron 5 desapariciones, de las cuales en por lo menos 3 estaría involucrada la guerrilla de origen colombiano. El municipio apureño más violento en ese trimestre fue Páez, seguido de Muñoz y Biruaca.

Indígenas en Amazonas… martirizados por el recrudecimiento de la violencia

En esta entidad se registraron 7 homicidios en el segundo trimestre de 2022, entre los que destaca como víctima el coordinador de la Guardia Territorial Indígena del municipio Autana, integrante del pueblo indígena hüotüja, Virgilio Trujillo y defensor de las comunidades ancestrales, quien fue asesinado a tiros por un grupo de hombres armados.

Trujillo se había destacado como defensor de los pueblos indígenas, era de la comunidad Sardinita, ubicada en la cabecera del río Autana y tanto él como su familia habían recibido amenazas por denunciar la presencia de grupos armados irregulares en la zona y el daño ambiental por las explotaciones indebidas del ambiente.

Con base en las investigaciones de FundaRedes, en esta oportunidad a través de la Curva de la Violencia, se concluye que el Estado venezolano ha fallado en su deber constitucional de proteger a los ciudadanos que habitan en el corredor fronterizo, así como también a las comunidades indígenas que habitan en estos territorios.

Así mismo, la marcada y permitida presencia de bandas criminales impone el miedo en la población que lucha entre convivir con estos grupos generadores de violencia o huir del país, incrementando la rutinaria diáspora que se evidencia en Venezuela, situaciones que seguirán siendo denunciadas por esta organización defensora de DDHH.  (Prensa FundaRedes)

 

Click para ver el informe

https://fundaredes.org/curva/2022-curvadelaviolencia-2dotrimestre-larga.pdf