Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

10. EL REY CRUEL Y SU EJÉRCITO ENMASCARADO

 

En un reino muy lejano, mandaba un rey que era muy ambicioso y cruel. Había conquistado muchos países y el sueño del rey era apoderarse del país que limitaba con el suyo por la frontera sur. Ese país estaba habitado por gente muy trabajadora y honesta, por lo que había logrado un gran desarrollo y abundante prosperidad para todos. Los habitantes de ese país se respetaban mucho, y se ayudaban unos con otros, por lo que no había ni pobres ni ladrones.

Como el rey conquistador sabía que el país vecino estaba muy bien defendido por un ejército de soldados valientes y que amaban mucho a su patria, ideó un plan diabólico para apoderarse de él. Fue enviando poco a poco a sus soldados al país vecino que quería conquistar y, para que se parecieran a los habitantes de ese país y no pudieran reconocerlos, les mandó que se cubrieran sus rostros con unas máscaras que taparan sus rasgos violentos y los hicieran ver como personas amables y risueñas.

El rey les ordenó que, para que no levantaran sospechas, debían actuar en todo como los habitantes del país que quería conquistar. Ahí debían esperar tranquilos y, cuando él lo ordenara, tenían que apoyar la conquista del país.

Nadie, al ver a aquellos hombres de rostros amables y risueños, sospechó que eran unos terribles invasores. Los soldados infiltrados comenzaron a actuar en todo  como los ciudadanos del país que iban a dominar. En las mañanas, después de un buen desayuno, iban cantando a realizar las labores del campo o de la industria, se ayudaban unos a otros, compartían sus almuerzos y regresaban también cantando a sus hogares. Los días de fiesta, iban todos a la iglesia, y después, en las plazas y en los parques, celebraban todos juntos entre bailes, banquetes y obras de teatro donde recordaban sus mitos, historias y leyendas.

Fueron pasando los días y a los soldados invasores les gustaba cada día más la vida de ese país. Cuando por fin, les llegó la orden de su rey que debían apoyar la invasión que estaba a punto de emprender, los soldados trataron en vano de sacarse las máscaras, pero no pudieron. De sus rostros había desaparecido todo rasgo de violencia y de maldad y sólo reflejaban bondad y amabilidad. Entonces, se unieron a los habitantes del país invadido y derrotaron fácilmente a su antiguo rey. Y se quedaron a vivir y a trabajar felices en su nuevo país, que hicieron suyo.

 Actividades sugeridas:

  • Cuenten con sus propias palabras el cuento leído y compartelo con sus amigos a través de las redes sociales, complementando con un dibujo, alguna escena que les haya llamado la atención.
  • ¿Qué les parece el plan que ideó el rey cruel para adueñarse del país vecino? ¿Por qué no le resultó el plan?
  • ¿El país que el rey cruel quería conquistar se parece a Venezuela? ¿Por qué? ¿Les gustaría que Venezuela fuera como ese país?
  • Compartiendo con sus familiares, Publica por la redes sociales lo siguiente, ¿Qué creen que deberíamos hacer todos para que venezuela se vaya pareciendo a ese país? ¿Qué se proponen hacer ustedes?

Los trabajos deben ser enviados durante el dia de publicación al +584247578811 y mostrarlos por sus redes sociales con el numeral #APRENDOVALORESCONFUNDAREDES, con los siguientes requerimientos:

  1. Nombre y apellido del estudiante.
  2. Institución educativa a la cuál pertenece, grado y edad.
  3. Fecha y lugar de residencia.
  4. Título del cuento e Imagenes del trabajo realizado.

La obra más resaltante Será publicada por la red social @fundaredes_ siendo premiada para el mes de junio.