El control total por parte de grupos armados irregulares sobre las poblaciones rurales del estado Apure y su injerencia en las actividades que desarrollan las comunidades, denunció Juan García, coordinador de FundaRedes en esa región fronteriza, quien indicó que es preciso alertar sobre lo que ocurre con el avance de estas organizaciones criminales.

Precisó el vocero que la penetración de las organizaciones criminales como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las Fuerzas Bolivarianas de Liberación (FBL) que se dividen el territorio, afecta inmensamente el desenvolvimiento de la vida normal de agricultores, pescadores, y comerciantes, tomando el control por completo de las actividades que se desarrollan.

García detalló que en los municipios Rómulo Gallegos y Muñoz  del estado Apure, la presencia y actuación abierta de los grupos armados irregulares es de conocimiento público, sin que se haga algo para detenerlos.

Al respecto, manifestó el coordinador de FundaRedes en Apure: “sabemos y  hemos denunciado la presencia de los grupos armados irregulares desde hace mucho tiempo. Tenemos denuncias de pobladores, campesinos, mujeres, quienes nos detallan cómo estas fuerzas irregulares han penetrado comunidades como Guasimal, El Samán, Apurito, Guachara, El Yagual, y han interrumpido la cotidianidad y la paz de  las comunidades”.

Denunció que ya es común la práctica de reunir a los pobladores en las plazas o zona pública para indicarles qué deben hacer y qué está prohibido, y de esta manera rigen y controlan con exactitud lo que se hace en cada pueblo.

Igualmente indicó Juan García que han recibido denuncias de personas que requieren trasladarse a las comunidades indígenas de Chaparralito y Médano Largo algunas por razones comerciales (zona pesquera), donde se han encontrado con alcabalas instaladas por grupos armados  irregulares que los retienen, revisan sus vehículos y se apoderan de las pertenencias, pero además deciden si les permiten el paso o se los niegan según  el tipo de actividad que van a desarrollar.

Calificó como muy grave la situación en sectores como  Macanilla, Capanaparo, Puerto Páez,  donde ya es habitual dentro de la población saber quién pertenece a las FARC, quien al ELN, y a las FBL.

En tal sentido y para más evidencia de la presencia y expansión de los grupos armados irregulares en el país, recordó los enfrentamientos que han ocurrido en Apure y en Amazonas desde el mes de diciembre, y que el mismo Estado no ha podido ocultar.

“Nuevamente queremos alertar a la población venezolana sobre lo que se vive en la frontera del estado Apure, donde los pobladores están desprotegidos totalmente y sin soberanía, ya que se ha entregado el país para que estos grupos armados irregulares hagan y deshagan con nuestra gente, nuestra economía, y nuestro territorio” concluyó el coordinador de FundaRedes en Apure. (Prensa FundaRedes)