Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Al finalizar el 2020 Javier Tarazona, director general de FundaRedes, ofreció un balance del trabajo de documentación desarrollado por la red de defensores y activistas, a través del Observatorio en seis estados fronterizos de Venezuela, y del informe Curva de la Violencia, que dan cuenta de una normalización de la violencia en el país que alcanzó niveles muy elevados a pesar de las restricciones de movilidad, donde el estado Zulia cierra como el de mayor criminalidad en frontera.

Tarazona dijo que el año 2020 marca un precedente nefasto en materia de derechos humanos en Venezuela, cuando se agudizó la emergencia humanitaria compleja con la pandemia, que fue el escenario propicio para acentuar las vulneraciones y atropellos cometidos por quienes ostentan el poder en el país, en medio de un contexto opresivo que les permitió actuar de manera más sádica y arremeter contra los ciudadanos desprotegidos y confinados.

El director general de FundaRedes ofreció un balance general del informe Curva de la Violencia, el cual registra homicidios, secuestros o desapariciones y enfrentamientos armados en los estados Táchira, Zulia, Bolívar, Apure, Falcón y Amazonas, entre los cuales el Zulia se ubica como el más violento, con un aumento de 215% en materia de homicidios con respecto al 2019, al registrar más de 600 homicidios al corte del 30 de diciembre, cuando aún no ha cerrado el año.

Precisó además que Bolívar es el segundo estado más violento de la frontera venezolana con 532 homicidios en el 2020; mientras que el Táchira aparece en el tercer lugar, con 266% de aumento de los homicidios para un total de 249 hasta este momento. En el cuarto lugar está Falcón con 160 homicidios y un aumento de 131%.

En el caso de las desapariciones o secuestros la Curva de la Violencia documentó al menos 198 desapariciones en el transcurso de 2020 en los seis estados fronterizos, de los cuales 68 fueron en Táchira, 53 en Bolívar, 45 en Falcón, 18 en Zulia, y 14 en Apure.

Con respecto a los enfrentamientos armados se documentaron en total 551 en territorio fronterizo, en esta categoría nuevamente Zulia está en el primer lugar con 283 enfrentamientos armados, donde los principales grupos involucrados son el CICPC, Polizulia, FAES y SIPEZ; luego está Bolívar con 160 enfrentamientos; Falcón con 57, Táchira con 46, Apure 4 y Amazonas 1, sin embargo es preciso acotar que en estos dos últimos estados fronterizos hay menos acceso a la información debido al miedo de la población y las amenazas y censura en contra de los medios de comunicación.

Igualmente declaró Javier Tarazona que en el transcurso de 2020 FundaRedes ha documentado la presencia de más de 9 grupos armados irregulares, quienes ya ejercen el control del territorio en más de 20 entidades de Venezuela, donde desarrollan ampliamente todo tipo de actividades ilícitas y someten a los ciudadanos, siendo los más destacados y de mayor poder el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Denunció que el estado Apure se ha convertido en una zona de libre operatividad para los grupos armados irregulares, quienes encontraron en este territorio el lugar perfecto para esconder a ciudadanos colombianos que son secuestrados en Arauca, a quienes mantienen en cautiverio en Venezuela hasta que logran el pago de elevadas cifras de dinero por parte de las familias para su liberación.

Reiteró que, actualmente los grupos armados irregulares con presencia en Venezuela desarrollan más de 19 tipos de labores delincuenciales como narcotráfico, microtráfico, trata de personas, secuestro, extorsión, reclutamiento, adoctrinamiento, contrabando, entre otras, y se erigen como las principales empresas trasnacionales para la actividad ilegal.

El director general de FundaRedes alertó a la comunidad internacional a estar atentos al engaño que pretenden hacer desde Venezuela, “luego de los informes de Michelle Bachelet, donde se catalogó a las FAES como un grupo exterminio y se instó a su eliminación, pero hoy se pretende lavarle la cara a este grupo uniformado delincuencial, cambiándole el nombre para tratar de evadir los llamados del sistema interamericano”.

El vocero adelantó que durante los primeros días del año 2021 ofrecerán un nuevo balance de la actuación de los grupos armados irregulares en territorio venezolano, pues ya se maneja información debidamente documentada, sobre sus avances en territorio nacional. (Prensa FundaRedes)