Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

FundaRedes ofreció asesoría jurídica a docentes de las escuelas nacionales ubicadas en San José de Bolívar, municipio Francisco de Miranda, quienes han recibido amenazas y amedrentamiento por parte de funcionarios de la Zona Educativa Táchira, a través de comunicados donde les exigen incorporarse a sus labores a pesar de que no se les garantizan las condiciones mínimas para poder desarrollar su trabajo.

Más de 30 maestros en representación de los afectados en esta localidad de montaña del Táchira, se reunieron en la sede de FundaRedes, donde expusieron las situaciones a las que están expuestos tales como un salario inferior a 8 dólares mensuales que no alcanza para cubrir sus necesidades básicas, falta de equipos como computadoras y teléfonos inteligentes, fallas en la energía eléctrica, ausencia de conexión a internet, y graves dificultades de movilización, lo cual les impide cumplir con la enseñanza a distancia implementada en tiempos de pandemia.

Ante este escenario, los docentes decidieron emprender una serie de manifestaciones pacíficas, e incluso lograron el apoyo de los padres y representantes del municipio, sin embargo desde la Zona Educativa les exigieron presentarse en sus lugares de trabajo y les amenazaron con abrirles un expediente administrativo para despojarlos definitivamente de sus cargos.

Los maestros afectados expusieron que también el personal administrativo y obrero de las escuelas, se encuentra totalmente desprotegido y aun así se atreven a amenazarlos “como nosotros no hemos podido cumplir con lo que ellos exigen de la educación en línea, pusieron de manera arbitraria a otras personas a mandar clases y asignaciones a los estudiantes, y los tienen abarrotados de tareas, y así de forma ilegal despojarnos de nuestros puestos de trabajo sin notificarnos”.

El encuentro contó con la presencia de todos los representantes de la coalición intersindical del magisterio tachirense, Colegio de Licenciados, sindicatos, Federación Venezolana de Maestros, Fetratáchira, entre otros, quienes acudirán ante la Zona Educativa Táchira y ante la Defensoría del Pueblo, con asesoría jurídica de FundaRedes, para que se respete el derecho a la protesta pacífica, al trabajo y al debido proceso a los docentes violentados.

Yaysibeth Vanegas, docente de la Escuela Técnica Agropecuaria de San José de Bolívar, explicó que: “recogimos 384 firmas para elevar nuestras denuncias, porque ya estamos cansados de la ineficiencia del Estado para atender nuestras problemáticas salariales y de las condiciones no aptas de las instituciones para desarrollar nuestro trabajo”.

Del mismo modo, la docente precisó los casos de precariedad que tienen algunos niños del sector, pues aunado a la escasez de recursos para alimentarse, tampoco cuentan con transporte para trasladarse a las instituciones y los entes encargados del bienestar de los niños, niñas y adolescentes no atienden a sus llamados, vulnerando el derecho a la educación.

En respaldo a la coalición intersindical del magisterio, FundaRedes dará asesoría jurídica para los docentes que deseen denunciar sus casos ante los organismos competentes, y eigir que se respeten sus derechos laborales, salariales, y se les den condiciones dignas para desempeñar su labor de enseñar. (Prensa FundaRedes