Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

A través del programa Actívate FundaRedes retomó la atención presencial a las comunidades (servicio que había migrado al entorno digital en tiempos de pandemia) para visibilizar las deficiencias en los servicios públicos y otras vulneraciones a los derechos, y en este reinicio se desarrolló una asamblea para brindar asesoría jurídica, cumpliendo todas las medidas de bioseguridad, donde sostuvieron un encuentro con integrantes del sector Cuesta del Trapiche, municipio San Cristóbal del estado Táchira.

El equipo jurídico, de defensores y activistas de FundaRedes, así como miembros del Observatorio de Derechos Humanos, se trasladaron hasta la comunidad Cuesta del Trapiche, donde estuvieron habitantes también del sector San Andrés, quienes  expresaron que tienen más de 5 meses si gas doméstico, no tienen servicio de telefonía fija (de la estatal CANTV) desde al año 2015, situación que será elevada ante la Defensoría del Pueblo por los ciudadanos afectados, con asesoría legal del equipo de FundaRedes.

Los afectados narraron que los servicios públicos en  el estado Táchira se convirtieron en un constante sacrificio, en el caso de esta entidad fronteriza la ausencia del gas doméstico, sumada a las fallas en la energía eléctrica, impiden la cocción de los alimentos, con afectación especial para las personas de la tercera edad y con enfermedades crónicas, quienes no reciben un trato especial en la distribución del combustible.

En total más de 50 personas participaron en este encuentro donde los miembros de FundaRedes les orientaron sobre sus derechos, y sobre los procesos para incidir ante organismos regionales y nacionales por las vulneraciones de las cuales son víctimas.

Ángel Molina, coordinador del programa actívate de FundaRedes y habitante de la comunidad,  resaltó que el consejo el consejo comunal, no ofrece un acuerdo para atender a la comunidad en lo que respecta a denuncias. ¨Durante las jornadas que ha realizado PdvsaGas, solo han vendido un cilindro por familia, y en muchos de los casos las personas han pagado en moneda extranjera por la necesidad que tienen¨.

La telefonía Cantv e internet ABA es otra inquietante que por más de cinco años aqueja al sector, el robo del cableado público dejó a las personas sin este servicio. ¨Se han hecho reuniones con la gerencia  de la empresa de comunicación a nivel estadal y no se ha tenido repuesta alguna¨, expuso Molina.

De igual manera, la comunidad hizo el llamado a los organismos competentes para que les respondan y así tener condiciones de vida digna y de bienestar, así como el respeto derechos que les corresponden, lo cual contempla la prestación de servicios de calidad.

En los próximos días FundaRedes con su equipo jurídico, de activistas y del Observatorio de Derechos Humanos, acudirán a otras comunidades que también han solicitado asesoría, acompañamiento y capacitación para la defensa de sus derechos. (Prensa FundaRedes).