Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Como un fraude y un engaño catalogó FundaRedes los resultados de la encuesta aplicada desde el Sistema Patria por parte del gobierno nacional para determinar la conveniencia o no de culminar el año escolar desde la casa o en línea, puesto que al no encontrase registrados en esa plataforma la totalidad de los venezolanos, la consulta carece de veracidad y confiabilidad, “por lo tanto es imposible que esta propuesta haya sido aprobada por el 90.1% de la población”.

Mackler  García, director de FundaRedes  aseguró que una decisión tan importante como la continuidad y finalización del año escolar no puede ser tomada en base a una muestra de un poco más de 3 millones de personas, según los voceros oficiales, “rechazamos contundentemente esta metodología por considerarla excluyente y sesgada, pues allí no se tomó en cuenta la opinión de todos los ciudadanos, sino la de una minoría que está inscrita en el Sistema Patria”.

Este registro – afirmó- no es auditable y mucho menos transparente, “para nadie es un secreto que esa data es manejada por el partido de gobierno por lo que no tenemos certeza de cuantas personas la conforman ni tampoco la cantidad real de las que respondieron la encuesta, lo que genera duda y suspicacia en relación a los resultados dados a conocer desde el gobierno nacional”.

Señaló que para la organización pro defensa de los DDHH que representa, la decisión asumida desde el poder central de culminar el año escolar desde los hogares es alarmante y apresurada, máxime cuando la situación económica y social de las familias venezolanas es crítica y la gran mayoría carecen de servicios públicos como electricidad y conexión a internet, elementos esenciales para dar cumplimiento a la resolución emanada por el gobierno.

 “Esta situación afecta por igual a alumnos, docentes y representantes, aunado a la imposibilidad de contar con equipos de computación y electrónicos de alta gama que permitan llevar a cabo el proceso de enseñanza y aprendizaje de manera efectiva”, aseveró García.

Asimismo el directivo de FundaRedes cuestionó el trato dado por las autoridades educativas  a los docentes venezolanos en todos los subsistemas tanto de educación inicial, maternal, primaria, bachillerato y universitaria con la cancelación del  bono de Semana Mayor por un monto insignificante,” que no alcanza ni para comprar un trozo de pan y mucho menos para cubrir las necesidades básicas, es vergonzoso y  humillante”.

Por otra parte Mackler García  informó que la ONG de DDHH  viene desarrollando un monitoreo sobre la precariedad del sistema educativo, estudio que  será presentado el venidero mes de junio. SM CNP 7.996 Prensa FundaRedes