Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los constantes peligros y vulneraciones que enfrentan las poblaciones venezolanas fronterizas por la presencia de grupos guerrilleros colombianos alcanzan a las instituciones educativas que son utilizadas como centros de adoctrinamiento e ideologización a través de entrega de folletos, charlas y actividades recreativas para los estudiantes y el control ejercido en el personal docente para llevar a cabo esas prácticas. Así lo ha constatado y denunciado reiteradamente Fundaredes tras casi 10 años de visitas a estas escuelas.

En Venezuela actúan diversos frentes del Ejército de Liberación Nacional (ELN), la disidencia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que en Táchira se han dado a conocer como “Colectivos de seguridad fronteriza”, el Ejército Popular de Liberación (EPL), además de grupos paramilitares y bandas criminales con alto poder de fuego vinculadas al narcotráfico, el contrabando y la trata de personas.

La crisis económica en Venezuela ha sido aprovechada por estas organizaciones criminales para intentar calar más fácilmente en niños y jóvenes a quienes les ofrecen útiles escolares y regalos, e incluso dinero para convencerlos de que formen parte de sus filas, a sabiendas de que los padres cuentan cada vez con menos recursos para proveer a sus hijos una alimentación adecuada, mucho menos de útiles escolares o juguetes.

Tal es el caso de una fundación denominada “Amigos de la Escuela”, a través de la cual la guerrilla colombiana ingresó en centros educativos rurales de al menos cinco municipios fronterizos del estado Táchira (Bolívar (San Antonio), Ureña, Junín (Rubio), Capacho Viejo y Rafael Urdaneta (Delicias) para entregar útiles escolares, regalos y alimentos entre septiembre y noviembre de 2018, así dejó constancia una denuncia realizada por nuestra organización ante los medios de comunicación regionales y nacionales. En diciembre del mismo año entregaron regalos a los niños durante la temporada navideña.

Más recientemente, activistas de nuestra ONG recibieron denuncias de habitantes de comunidades rurales de los estados Táchira, Bolívar, Apure, Zulia y Amazonas que indican que durante el receso escolar (julio y agosto) el Ejército de Liberación Nacional (ELN) aplicó un censo en sus casas para precisar el número de niños y niñas de cada comunidad que asiste a clases, su rango etario, su nivel de escolaridad e identificar sus necesidades con miras a una entrega masiva de útiles escolares.

A partir de la data de instituciones educativas que posee Fundaredes en esos cinco estados se puede establecer un aproximado de la cantidad de estudiantes que estarían en situación de vulnerabilidad debido a este censo: en Táchira unos 6.076 de los municipios Bolívar, Pedro María Ureña, Junín, Rafael Urdaneta, Capacho Nuevo y Capacho Viejo, Libertador, Fernández Feo; en Zulia 3.949 niños de los municipios Catatumbo, Guajira, Jesús María Semprún, Jesús Enrique Lossada y Machiques; en Apure 4.129 niños de los municipios Páez, Achaguas, Muñoz, y otras zonas de difícil acceso y desprotegidas por los organismos de seguridad venezolanos; en Amazonas 2.233 niños de los municipios Autana, Atabapo, Alto Orinoco y Atures, que son presa fácil en aldeas, barriadas, zonas vulneradas y sin protección de las Fuerzas Armadas; en Bolívar 4.237 de los
municipios Cedeño, Sucre, Sifontes, Padre Chien, Roscio y Piar. Esto suma 20.624 estudiantes que habrían sido censados por la guerrilla colombiana para recibir útiles escolares e influencia directa de este grupo armado.

“En mi labor como docente de varias escuelas fronterizas he podido observar que la guerrilla visita escuelas rurales y urbanas, pero últimamente con mayor frecuencia a través de la Fundación Amigos de la Escuela que se dedica a llevar regalos cuando termina el año escolar, en tiempos de Navidad, en Día de los Reyes Magos… Sin embargo, en estas vacaciones que están por culminar la guerrilla realizó visitas domiciliarias para indagar sobre cuándo los niños asistieron a clases, cuándo dejaron de asistir, cuántas niñas van, cuántos niños, qué edades tienen, qué grado van a cursar… También aprovecharon la oportunidad para invitar a reuniones en lugares clave de las comunidades donde pidieron sintonizar sus emisoras, eso frecuentemente lo hacen cuando van a las escuelas y en visitas a hogares, pero esta vez llevaron material alusivo a esas emisoras por donde ellos transmiten sus mensajes”, relató a los activistas de Fundaredes una maestra de la zona fronteriza que pidió el reguardo de su identidad.

PELIGROSA PRESENCIA EN LAS ESCUELAS
A través de trabajo de campo, los activistas de Fundaredes han constatado que hasta 2018 la guerrilla colombiana del ELN y las FARC habían intervenido en al menos 214 escuelas de los estados Táchira, Apure y
Amazonas; para 2019 la cifra supera las 325. Desde 2016 FundaRedes ha documentado la entrega de regalos como carros de carreras, balones de fútbol, voleibol y baloncesto, así como muñecas a niños y niñas en edad escolar por parte hombres identificados como miembros de la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN) pertenecientes al Frente de Guerra Nororiental, Frente Urbano Carlos Germán Velasco Villamizar, Comisión Juan Velazco Porras, Frente Luis Enrique León Guerra, Frente Urbano Domingo Lain, Frente Carlos Alirio Buitrago y Frente Camilo Cienfuegos que operan libremente en territorio venezolano.

Estos hechos ocurridos desde hace años han motivado a FundaRedes a mantener constante documentación y denuncia de la situación que consideramos una violación sistemática de los derechos humanos, pues a pesar de las acciones que desde 2011 hemos interpuesto ante instancias locales y nacionales como el Ministerio Público, la Defensoría del Pueblo y el Consejo de Protección del Niño, Niña y Adolescente, las autoridades no han investigado ni tomado correctivos para evitar que estas vulneraciones sigan ocurriendo.

Recientemente, el 27 de agosto de 2019 FundaRedes acudió ante la Fiscalía del Ministerio Público y la Defensoría del Pueblo para denunciar y hacer entrega de un documento en el que se señala que “los grupos armados irregulares a través de una fundación denominada ‘Amigos de la Escuela’ lleva a cabo la realización de encuestas y entrega de útiles escolares en sectores de los municipios de frontera, aplicando el mismo patrón de comportamiento que tuvo en el año 2018, así como también usa como método la entrega de regalos, no sólo en las instituciones educativas sino también en localidades y barriadas de varios municipios de los estados fronterizos con el ánimo de captar y cautivar a niños, niñas y adolescentes para alistarlos en sus filas, violentando así las leyes de la República”.

Además, la organización ha acudido a instancias internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ante la cual, el 14 de febrero de 2019, durante el 171° período de sesiones de la CIDH en Bolivia, se denunció la situación de estos estudiantes y se solicitó que les garantizara protección. Luego, el 6 de marzo de 2019, se formalizó la solicitud de medidas cautelares de protección, de manera que promueva con el Estado venezolano mecanismos para garantizar la seguridad, integridad y protección de todos los niños, niñas y adolescentes que asisten a escuelas de los municipios fronterizos venezolanos.

 

 

La penetración de la guerrilla colombiana en escuelas venezolanas viola lo establecido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos referente al derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona; y además contraviene lo establecido en el ordenamiento jurídico venezolano, pues de acuerdo con lo previsto en la Constitución en los artículos 322, 327, 328 y 329 la Fuerza Armada debe garantizar la seguridad de la Nación y de sus habitantes, así como la atención a las fronteras.

Además, este hecho es violatorio de la Ley Orgánica de Protección al Niño, Niña y Adolescente en sus artículos 4, 35 y 37 referidos a la obligación del Estado a asegurar el pleno disfrute de sus derechos, garantizar un nivel de vida adecuado, y velar por el derecho a la educación, a la libertad de pensamiento y conciencia; y la libertad personal.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para descargar boletín lo puede hacer a través del botón

Vídeo del boletín