Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Desde 2016 en RedesAyuda nos hemos enfocado en realizar un informe anual, con la finalidad de registrar y visibilizar cómo el régimen venezolano ha controlado, criminalizado y censurado el ejercicio de la libertad de expresión en los medios digitales, además de limitar el acceso a Internet con mecanismos arbitrarios y la no creación de políticas públicas para el fortalecimiento y funcionamiento de los Proveedores de Servicio de Internet (ISP) en Venezuela.

En el informe de 2018 se logró visibilizar la profundización de la dictadura en los medios digitales. Registramos 43 casos entre hackeos, bloqueos, ataques DDoS, imputaciones y hostigamientos, cifra que con respecto a 2017, año en que registramos 23 casos, representa un aumento de casi un 87%.  El régimen venezolano se ha centrado, además, en crear herramientas como “La Milicia Digital” y “El Ejercito de Trolls” destinadas a vigilar y controlar la información y la libertad de expresión en los medios digitales.

En el desarrollo del informe “Dictadura 2.0” quedó registrado como 7 ciudadanos fueron imputados bajo la llamada “Ley contra el odio” y la subjetividad que representa este mecanismo creado para criminalizar la libertad de expresión. Entre estas personas se encuentra Pedro Jaimes Criollo, quien lleva más de un año detenido arbitrariamente, siendo víctima de desaparición forzosa y tratos crueles e inhumanos.

9 portales informativos que sufrieron ataques DDoS y 14 de ellos enfrentaron bloqueos sistemáticos por Cantv, dirigidos a restringir el acceso a las informaciones difundidas por estos medios.

Conatel, ente regulador de las telecomunicaciones en el país y parte del régimen venezolano, fue utilizado para censurar a los portales informativos. Tal fue el caso de El Nacional Web, medio al que se le inició un procedimiento sancionatorio por “promoción al odio”. Conatel, además censuró la información del portal Armando.info, cuando en un comunicado les prohibió publicar sobre el ciudadano Alex Nain Saab.

Es importante mencionar que Venezuela está posicionada como el país de América Latina con la conexión a Internet más lenta, aunado a las fallas constantes de los Proveedores de Servicio de Internet, se dificulta y minimiza el acceso a los medios de comunicación y no inversión para la mejora de este servicio, lo que funciona como otra forma de censurar y obstaculizar el libre ingreso a los medios de comunicación digitales.

Ante la represión digital en “Dictadura 2.0” nos enfocamos en explicar y promover herramientas para evadir la censura instaurada, entre ellas el uso de VPN, cambios de DNS, Proxy y TOR para poder acceder a la información que el Estado busca oprimir y minimizar.

Desde RedesAyuda y ante los casos registrados en el informe, rechazamos la llamada “Ley Contra el Odio”, exigimos la creación de garantías para el desarrollo de los Derechos Digitales en Venezuela, la creación de políticas públicas para la infraestructura de los Proveedores de Servicio de Internet y el cese de la censura a las plataformas digitales que impide que los ciudadanos puedan buscar, recibir y difundir información e ideas sin restricciones.

Finalmente, consideramos importante registrar y denunciar la censura sistemática implementada por el Estado, que ha dejado como resultado detenciones arbitrarias, cierre de medios y el difícil acceso a internet. Es por ello que en RedesAyuda fomentamos las alianzas entre ONGs y medios de comunicación, para seguir exigiendo garantías por el acceso a la red, promover un internet libre y plural, además de difundir las herramientas que ayuden a la ciudadanía en general a acceder a la información que el régimen venezolano quiere callar.

Descargar informe