Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

****  El director general de la ONG pro defensa de DDHH, Javier Tarazona, calificó ésta acción criminal como un acto dantesco que convierte en una farsa el acuerdo de paz con las agrupaciones terroristas.

18 de enero 2019 (Prensa FundaRedes).-   La explosión de un coche bomba ocurrida en horas de la mañana de este jueves 17 de enero en la Escuela de Oficiales General Francisco de Paula Santander, en el sur de Bogotá y  que dejó al menos 21 muertos y 68 de heridos, es un hecho repudiable que  evidencia que los grupos al margen de la ley que actúan en territorio colombiano sólo han entendido la paz desde el discurso y buscan desestabilizar el país. 

Así lo afirmó Javier Tarazona Sánchez, director general de FundaRedes, quien lamentó profundamente éste hecho terrorista que enluta a las familias colombianas.

“Éste ataque demuestra que el acuerdo de paz ha sido una farsa puesto que los grupos irregulares colombianos  no han dejado las armas y además se han desmovilizado a territorio venezolano, encontrando en el régimen de Nicolás Maduro total respaldo a sus acciones criminales”, aseguró el defensor de DDHH.

La guerrilla colombiana – aseguró-  ha venido reclutando y adoctrinando en Venezuela, bajo la mirada complaciente de las autoridades, a miles de sus integrantes que en varias tareas asumen el control del contrabando, cultivo y tráfico de drogas, minería ilegal y tráfico de minerales, sumado a la extorsión, el secuestro y otras acciones terroristas en perjuicio de ambas naciones.

“El atentado de éste jueves revela que agrupaciones como ELN, la disidencia de las  FARC entre otros movimientos, continúan  promoviendo  de una u otra manera sus actividades terroristas y de muerte sin importar el dolor que  puedan causar, por lo cual desde FundaRedes rechazamos y repudiamos  todas estas acciones”, aseveró.  

Muertos y desaparecidos en las trochas

En otro orden de ideas, el director general de FundaRedes manifestó su tristeza, preocupación  y repudio por las muertes que semanalmente siguen ocurriendo en las trochas que separan la frontera colombo- venezolana.

“Tenemos conocimiento de varios desaparecidos que han sido encontrados asesinados a lo largo de las distintas trochas, específicamente en el  municipio García de Hevia, allí se habla de una dama y de un hombre en el municipio Pedro María Ureña”, aseguró Javier Tarazona.

Esta tragedia- continuó el director general de FundaRedes- es una tragedia diaria, permanente y constante, que habla de contexto opresivo que representa la frontera colombo-venezolana, que no es más que la consecuencia del abandono de los Estados tanto colombiano como venezolano en atender este sector tan vulnerable de la población que hace vida a ambos lado de la línea limítrofe. Sonia Maldonado CNP 7.996