Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Como parte de los esfuerzos de documentación de violaciones a los derechos humanos a los habitantes de las poblaciones fronterizas de Venezuela con Colombia por parte de grupos irregulares armados, la Fundación Redes (Fundaredes) emprendió la investigación de una serie de denuncias sobre la presunta penetración de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en escuelas de las zonas rurales del lado venezolano con fines de adoctrinamiento de niños y adolescentes.Para indagar en estos señalamientos, defensores y activistas de nuestra red realizaron en 2009 las primeras visitas a instituciones educativas en los estados venezolanos Zulia, Táchira, Apure, Barinas, Bolívar y Amazonas donde recolectaron fascículos del material que la guerrilla del ELN obliga a los maestros venezolanos entregar a los alumnos en sus aulas de clase, y además se entrevistaron con niños, padres y maestros.

Tras analizar el contenido y obtenidos testimonios se constató que ese material entregado a los niños y niñas venezolanos que cursan desde educación preescolar hasta el sexto grado de educación básica en las escuelas de la frontera los expone a mensajes ideologizantes que exaltan los objetivos de este grupo irregular, uno de los principales actores del conflicto armado colombiano en los últimos 50 años. Los cuadernillos contienen historias alusivas a la guerrilla colombiana, relatos y descripciones de la filosofía de la agrupación, de la motivación política de la organización, crucigramas para llenar con palabras relacionadas a la actividad insurgente, asimismo de figuras para colorear.

Además, se obtuvieron ejemplares de un comunicado que el ELN hizo llegar a los liceos venezolanos de la zona fronteriza luego de la muerte del presidente venezolano Hugo Chávez en el que exaltaban el carácter revolucionario del mandatario fallecido, a quien califican como “el estadista, líder, amigo, hermano, revolucionario bolivariano y gran latinoamericano antiimperialista que partió la historia del continente en dos”. Adicionalmente, el grupo armado entrega a los alumnos su revista Antorcha Elena.

En ese mismo año, específicamente en julio de 2013, directores y docentes de instituciones educativas dependientes del Ministerio de Educación y de las gobernaciones de Táchira y Amazonas denunciaron que eran amenazados por los irregulares colombianos para recibir el material que enaltece la toma del poder por las armas y realizar con los alumnos las actividades orientadas a desarrollar el contenido de los fascículos entregados. Además, los exhortaban a incluir la celebración del día del guerrillero del ELN en el calendario escolar.

 

Actualmente, estos mecanismos intimidatorios se repiten en las comunidades educativas fronterizas de los estados Zulia, Apure, Barinas y Bolívar. Testimonios de algunos maestros indican que “hombres vestidos de civil llegan a las escuelas con revistas y panfletos firmados por el ELN y se los entregan a los niños”. El miedo a la denuncia es una constante en estas comunidades, por lo que quienes se atreven a hablar piden la reserva de sus identidades por temor a represalias.

Fundaredes obtuvo imágenes que confirman que los insurgentes se presentan armados en los centros educativos venezolanos y conminan a docentes y alumnos a participar junto con ellos en actividades lúdicas en los patios de recreación, así como en la representación de obras de teatro en las que se escenifican roles de los guerrilleros, en un afán de acercamiento con los niños y adolescentes para crear vínculos de identidad.

Vídeo testimonio de una profesora en la frontera

 

La vulnerabilidad en la que se encuentra el sector educativo fronterizo por la presencia de estos grupos armados se agudiza aún más con el alcance de las transmisiones de cinco emisoras pertenecientes al ELN que operan desde territorio venezolano y difunden en su programación mensajes que buscan incitar a niños y jóvenes a sumarse a las filas de la organización subversiva, pues las comunidades afectadas son prácticamente las mismas, lo que refuerza las actuaciones de la guerrilla colombiana orientadas a captar nuevos miembros entre los más jóvenes. Esta irregularidad ha sido denunciada de manera reiterada por Fundaredes ante diversas instancias del Estado venezolano desde 2009 hasta la fecha, en 2018, aunque hasta los momentos no se han bloqueado estas estaciones del espectro radioeléctrico venezolano.

 

 

En septiembre de 2013 se entregó un oficio ante el cuerpo diplomático de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) con la denuncia de las actuaciones de los grupos irregulares en Venezuela y del silencio de las instituciones del Estado venezolano. Adicionalmente, la Fundación redes se reunió con el abogado Gustavo Rangel, presidente del Consejo de Derechos del Niño, Niña y Adolescentes de San Cristóbal, estado Táchira, quien emitió una alerta pública por la injerencia de las emisoras con contenidos guerreristas en la población infantil, así como el rechazo de adoctrinamiento con fascículos y revistas del ELN.

Atendiendo a esta preocupación, la Fundación Redes introdujo en septiembre de 2014 un petitorio ante el Sistema de Protección de Niños, Niñas y Adolescente para solicitar que sean resguardados los derechos de los estudiantes expuestos a los mensajes de ideologización, violencia e intimidación por parte de la agrupación guerrillera Ejército de Liberación Nacional (ELN) en los municipios fronterizos de Venezuela con Colombia.

Los hechos acontecidos en las escuelas venezolanas por la penetración del ELN atenta contra lo establecido en el artículo 26 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, según el cual “la educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos; y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz”.

Como consecuencia de esta acción, la coordinadora del Sistema Integral de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes del municipio San Cristóbal, Daniela Márquez, intentó una medida ante el Tribunal de Protección del estado Táchira, órgano encargado de adelantar las investigaciones y determinar las acciones correspondientes en esta materia. Sin embargo, el juzgado no ha dado respuesta.

 

En vista de esta inacción judicial, en diciembre de 2014 Fundaredes se dirigió a la Defensoría del Pueblo, la Zona Educativa, el Ministerio Público y las fiscalías regionales donde reiteró su denuncia de que la guerrilla colombiana reparte entre los estudiantes de la zona fronteriza venezolana publicaciones, revistas y panfletos en los que difunde su ideología. Las denuncias ante estas instancias han sido constantes hasta la actualidad en 2018, cuando se hizo entrega al Ministerio de Educación de Venezuela y a UNICEF de un documento exponiendo esta violación de DDHH en las escuelas venezolanas.

 

 

 

En 2016, consternados por la situación oficiamos denuncia documentada ante Amnistía Internacional sobre un balance de actuación de la guerrilla en Venezuela; y en septiembre de 2017 Fundaredes se reunió con el secretario general de la OEA, Luis Almagro, a quien se le detalló nuestro trabajo desde 2009 sobre la actuación de irregulares colombianos en Venezuela y cómo afectaba los alcances de la firma de Acuerdo de Paz en Colombia debido a la movilidad de los grupos disidentes de la guerrilla de este país territorio venezolano.

Hasta los momentos, las autoridades venezolanas no han tomado medidas que impidan la presencia de miembros del grupo guerrillero colombiano en escuelas venezolanas de la frontera ni que frenen la entrega de este material a docentes y alumnos. Por el contrario, en los últimos años la distribución de este tipo de contenidos continúa en escuelas públicas y privadas de los estados Zulia, Táchira, Apure, Barinas, Bolívar y Amazonas.

Vídeo de testimonio de un niño de zona de frontera

 

Desde que la Fundación Redes recibió las primeras denuncias de esta irrupción del ELN en los centros educativos venezolanos hasta la fecha hemos acompañado a los docentes en su formación permanente para registrar las violaciones de DDHH en estos espacios.

En medio de sus esfuerzos por velar por la calidad de la educación y las condiciones de vida de los habitantes de las zonas fronterizas entre Colombia y Venezuela, la Fundación Redes reitera el llamado a la institucionalidad venezolana, bajo cuya tutela reposa por ley el resguardo de la soberanía nacional y la responsabilidad de garantizar la paz de nuestros pueblos. Por ello exhortamos a las autoridades a atender esta grave situación que vulnera los derechos de niñas, niños y adolescentes venezolanos y que atenta contra el normal funcionamiento de las escuelas y la tranquilidad de nuestros docentes en el ejercicio de su labor.

 

La ONG Fundaredes hace público SEGUNDO boletín

“Guerrilla colombiana penetra en escuelas venezolanas de la frontera”

 

 

Enlace espejo http://bit.ly/2doFundaREDES

 Si quieres recibir los boletines de la ONG Redes puedes suscribirte a través del siguiente formulario de inscripción

Ingresa tu correo electronico: